El colesterol es indispensable para la vida, aunque se ha convertido en una palabra maldita. ¿El colesterol es siempre algo malo que hay que reducir?

¿Existe un colesterol bueno y un colesterol malo?

El colesterol es una sustancia indispensable para la vida, sin embargo, hoy es una palabra que todo el mundo teme y asocia a riesgo de infarto y otras enfermedades coronarias.

El colesterol es necesario en el organismo, es su exceso, lo que resulta perjudicial.

¿Para qué sirve el colesterol?

El colesterol tiene muy importantes funciones para mantener el funcionamiento de nuestro organismo:

  • Forma parte de la membrana de todas las células, haciendo de barrera protectora y ayudando a preparar las células dañadas.
  • Fabrica hormonas indispensables para la formación de los huesos, la digestión y la salud mental.
  • Es antioxidante.
  • Con la luz del sol, se transforma en Vitamina D

¿Por qué se habla de colesterol bueno y colesterol malo?

El colesterol es una sustancia sintetizada por el hígado e indispensable en nuestro organismo.

El colesterol, para desplazarse por el organismo, para viajar a través de la sangre a las distintas partes del cuerpo, necesita unirse a una proteína que es quien lo transporta.

Puede unirse a una proteína de baja densidad  o a una de alta densidad. si se une a una de baja densidad, se transforma en una Proteína LDL, lo que se llamará “colesterol malo”, y si se une a una de alta densidad, formará una Proteína HDL, que será el conocido como “colesterol bueno”.

“El malo”, por su menor densidad, es el que se deposita en las arterias. Puede acumularse en las arterias impidiendo o dificultando la circulación de la sangre. Mientras que “el bueno”, tiene el efecto contrario: retira el malo, o LDL, de las arterias, trasladándolo al hígado donde será metabolizado y eliminado del organismo.

Por este motivo, las personas con mayor cantidad de LDL, tendrán más riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares que las personas que tienen más cantidad de HDL.

Intentar elevar el nivel de HDL, que nos beneficia, y bajar el que nos perjudica, debe ser el objetivo para reducir la posibilidad de tener accidentes cardiovasculares.

 

¿Cuál es el nivel óptimo de colesterol que una persona debe tener?

Los análisis nos indican la cantidad de colesterol bueno, HDL, del malo LDL y la suma de ambos.

  • Lo ideal es que el nivel del total no exceda de 200mg/dl. Por encima de esta cantidad, aumenta el riesgo de ictus e infartos.
  • El LDL, debe ser siempre menor de 160mg/dl
  • El HDL,  debe estar entre 40 y 60mg/dl

Es decir no es bueno tampoco, elevar demasiado el bueno superando los 60mg/dl.

Cuando tras una analítica, nuestro nivel de colesterol total no excede de 200mg/dl, los niveles de ambos están compensados. Es necesario analizarlos detalladamente cuando se sobrepasa esta cantidad, para ver si hay exceso de alguno de los dos.

En las personas que han padecido ya de problemas cardiovasculares, se recomienda que las cifras del colesterol malo, sean menores de 100mg/dl.

 

¿De qué depende la cantidad de colesterol en sangre? ¿Puede controlarse?

Aunque los factores hereditarios juegan un importante papel, pueden ser contrarrestados por la alimentación y la práctica de una vida saludable.

Existen situaciones que por sí mismas, aumentan el nivel de LDL: el embarazo, la toma de anticonceptivos en las mujeres, la menopausia, el hipotiroidismo, la diabetes, o algunos medicamentos como la cortisona.

Alimentos que debes consumir para elevar el nivel de HDL

  • frutas,
  • verduras,
  • carnes blancas,
  • pescado azul,
  • legumbres,
  • frutos secos,
  • productos lácteos desnatados,
  • aceite de oliva, (su ácido oleico, Omega 9, disminuye el riesgo cardiovascular)
  • semillas de lino,
  • lecitina de soja
  • ajo,
  • cereales integrales.

Alimentos que aumentan el LDL y que, por lo tanto, conviene evitar o reducir su consumo:

  • carnes rojas,
  • fritos,
  • dulces industriales y bollería industrial,
  • lácteos enteros,
  • bebidas azucaradas,
  • alimentos precocinados,
  • embutidos,
  • aceites animales y vegetales como el de palma y de coco,
  • vísceras.

Hábitos de vida saludable

  • Realizar ejercicio físico de manera regular, ayuda a mantener unos niveles óptimos de HDL y LDL. Dedicar 40 minutos a caminar eleva el nivel de HDL, reduce la presión arterial y elimina el estrés.
  • El estrés contribuye a aumentar el nivel de LDL en nuestro organismo. Al sentirnos estresados, nuestro cuerpo reacciona igual que lo haría ante una amenaza, liberando hormonas y movilizando glucosa y grasa, lo que aumenta la cantidad de LDL. El ejercicio tranquilo, como caminar, contribuye a eliminar el estrés.
  • El tabaco disminuye la concentración de HDL, por la acción de los radicales libres que se producen cuando inhalamos el humo.
  • El consumo de alcohol afecta al hígado, el encargado de eliminar el LDL.
  • Evita el exceso de peso. La grasa, acumulada en el cuerpo en forma de triglicéridos, disminuye el nivel de HDL.

 

El exceso de colesterol es uno de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares que más muertes originan hoy en día. Por lo tanto, es fundamental controlarlo.

Llevar una vida saludable y activa, así como una alimentación equilibrada, es clave para reducir su nivel y evitar que suba más de lo aconsejable y necesario.

Si la alimentación y el llevar una vida saludable, no reducen su nivel a los niveles deseados, es el médico quien debe recetarte la medicación adecuada dependiendo de que tengas exceso de LDL, déficit de HDL.

 

Colesterol bueno y colesterol malo
5 (100%) 3
¿Puedes compartir este artículo en tus redes sociales? Es muy sencillo, solo tienes que hacer click en la red donde lo quieras compartir. Gracias